Busca tu consulta


Cómo usar la Ley de Atracción para encontrar trabajo



Más allá de encontrar un trabajo, nuestro verdadero propósito debería ser encontrar el trabajo ideal para nosotros, es decir, alcanzar ese empleo, ocupación, en la cual podemos desarrollar plenamente nuestras capacidades innatas y ponerlas al servicio de los demás, ese trabajo en el que nos sintamos plenamente realizados y que percibamos como un propósito para nuestra vida.

Tanto si has llegado a ese punto, en el que pretendes dar un giro a tu vida, e ir de una vez por todas a por el trabajo soñado, como si en estos momentos, estás en búsqueda de un trabajo "alimenticio" y temporal, que te permita un sustento mientras planificas nuevas metas, aquí os dejamos unos interesantes consejos sobre como manejar la Ley Universal de Atracción y ponerla a trabajar a favor nuestra.

La Ley de Atracción está continúa funcionando
 seamos conscientes de ella o no. Todo aquello que se encuentra en la misma vibración se atrae, y esto incluye a nuestros pensamientos, deseos, palabras e intenciones.
Nuestros pensamientos son imanes que están atrayendo constantemente aquello en lo que estamos pensando y, esto funciona, tanto si deseamos algo con desesperación, como si crees que nunca lo conseguirás. "Creas que puedes o creas que no puedes, estás en lo cierto".

Cuando ponemos el foco plenamente consciente y sin dudas en algo, el universo se alinea para que demos los pasos correctos para situarnos en el lugar que se corresponde con nuestra vibración. 

Este principio funciona para todas las áreas de nuestra vida: mejorar nuestro físico, dejar de fumar, mejorar un relación y, por supuesto, también para encontrar un empleo. La actitud, por lo tanto, es crucial para alcanzar el éxito.

Cuando crees firmemente que puedes alcanzar algo, y lo sientes desde lo más profundo de tu ser, automáticamente encuentras la fuerza interior y la destreza para ir superando los obstáculos que encontrarás en el camino mientras que el universo, te proveerá (a veces incluso de forma milagrosa) de las oportunidades necesarias para situarte en el ese plano vibratorio.

Pensamientos positivos
Es el primer paso para que la realidad empiece a evolucionar hacia otro estado. Cuando tu cambias, todo a tu alrededor cambia. Es muy importante no agarrarse a esos pensamientos negativos que constantemente están al acecho del tipo... "Hay mucha crisis, está todo muy mal",  "No hay nada de trabajo" "Si no tienes enchufe no encuentras un trabajo..." etc... que hemos asumido y programado en nuestro subsconsciente, que es precisamente el lugar desde donde comienza nuestro proceso de creación de realidad. Necesitamos, por lo tanto, borrar de nuestro subconsciente todos esos pensamientos erróneos o sustituirlos por otros que nos eleven la frecuencia vibratoria.

Cuando te llegue un pensamiento de este estilo,  ¡¡cancélalo automáticamente!!
Otra opción muy poderosa, es cambiar ese pensamiento negativo y destructivo por otro positivo que eleve nuestra vibración. Podemos sustituirlos por pensamientos tales como "Estoy muy cerca de encontrar mi trabajo ideal", "Soy una persona muy capaz y valiosa" o cualquier otro que se te ocurra y que mejor te funcione. Te animo a que lo pruebes y verás como poco a poco empiezas a sentirse mucho mejor.

La visualización, es otra arma poderosa de pensamiento. Visualízate realizando el trabajo que deseas y experimenta en tu ser las sensaciones que te produce el encontrarte realizando ese trabajo. Obsérvate llegando a tu puesto de trabajo, interactuando con tus compañeros y clientes y hazlo como propio, como si ya estuviera sucediendo. Este tipo de visualizaciones, elevan mucho nuestra vibración y nos van poco a poco situando en el plano donde se encuentra aquello que queremos conseguir.

Cree en ti. No dejes nunca que nadie influya negativamente en tus expectativas y sueños y no aceptes como propias las ideas negativas repetitivas que constantemente escuchamos en los demás.

Alinea lo que piensas, lo que haces y lo que quieres. Todo lo que estamos aquí diciendo no funcionará si tus actos no se corresponden con lo que piensas y con lo que quieres, es decir, si mi trabajo soñado es ser abogado, no tiene mucho sentido y no va a acercarme a ello, el matricularme en una carrera de química.

Ten la seguridad plena de que vas a encontrar un trabajo. Sustituye expresiones del tipo "si tuviera trabajo" por "cuando tenga el trabajo".

Define, lo más claramente posible, cual es el trabajo que deseas. Si es necesario, coge un papel y bolígrafo y escribe con pelos y señales todos los detalles.

Imagínate, y siente que ya estás realizando ese trabajo. Crea en ti las sensaciones y recrea claramente los sentimientos que realizar ese trabajo te producen.

Agradece todo lo que tienes y lo que eres. No te dejes vencer por el pesimismo. Cuando los pensamientos negativos te acechen, piensa en todas las cosas positivas que tienes y lo mucho que hay por lo que agradecer. El agradecimiento, es uno de los estados vibratorios mas altos que existen y tú y yo sabemos que hay muchísima gente que se encuentra en una situación mucho peor que la nuestra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes escribir aquí tu consulta o comentario relacionado con el post.
Danos un "me gusta"